600 viviendas serán construidas en Martutene, 280 de protección pública

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de San Sebastián aprobará la semana, con carácter inicial, el Plan Especial de Sarrueta y su entorno, que posibilitará el desarrollo de una nueva zona residencial en la ciudad. El concejal de Urbanismo Sostenible, Enrique Ramos, ha señalado que “la operación de Sarrueta es posible al trasladar la actual ubicación del campo de fútbol a la zona de Zapirain en el mismo barrio de Martutene. Ello permitirá la construcción de un importante número de viviendas, de las que casi la mitad serán en régimen de protección pública”.

En concreto, el Plan Especial ordena una superficie de 152.332 metros cuadrados, de los que casi 37.000 serán espacios libres y zonas verdes. Allí se han planificado 604 nuevas viviendas, de las que 280 serán en régimen de protección pública. El Planeamiento supone la ordenación de los ámbitos Trinquete, Zapirain, Sarrueta y Atorrasagasti del barrio de Martutene.

Además –ha señalado Enrique Ramos- el planeamiento ha tenido en cuenta la proximidad del Urumea y los diferentes planes para evitar inundaciones. El nuevo desarrollo significará un ensanchamiento del cauce del río, así como el tratamiento de sus bordes, con nuevos paseos peatonales y la terminación del nuevo puente que, sobre el río, está desarrollando URA”.

Equipamientos de carácter público

El Plan Especial permite la creación de equipamientos de carácter público. Uno de ellos, en la parte sur de Sarrueta, podría ser reservado a uso escolar dotado con pistas polideportivas que serían de utilidad para el nuevo barrio. Otro equipamiento comunitario sería un edificio que podrían tener usos culturales. También se generan nuevos viales, nuevas rotondas para la ordenación del tráfico y nuevos aparcamientos que rondarán las 1.300 plazas, la mayoría de ellas vinculadas a las nuevas edificaciones, con un número similar (1.262) para el estacionamiento de bicicletas. Se tendrá en cuenta en el desarrollo un nuevo tramo de bidegorri para conectar la zona con la red ya existente.

El planeamiento contempla unos costes de urbanización de 13.132.565 euros, a los que se añaden 1.899.000 por la construcción de los nuevos equipamientos públicos y otros 18.870.190 euros por indemnizaciones.

Texto: Prensa Ayuntamiento Donostia/Redacción

Foto: Prensa Ayuntamiento Donostia