Activado el dispositivo para la atención a personas sin techo por frío extremo

El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martín Ibabe, y la concejala de Acción Social, Aitziber San Román, han firmado el protocolo por el cual el próximo 15 de noviembre se activará el dispositivo invernal para la atención de urgencia a personas sin techo en situación de previsión de frío extremo. El dispositivo funcionará hasta el 1 de abril de 2017, y en el mismo se fortalecerán los recursos que durante todo el año dispone el Ayuntamiento para personas sin hogar. Para ello, los departamentos municipales de Acción Social y Protección Civil, la Guardia Municipal, la Ertzaintza, SOS Deiak, Urgencias de Osakidetza y RAIS Euskadi trabajan de forma conjunta en una Comisión Permanente de Seguimiento, desde la que se coordina el dispositivo.

De este modo, a las 69 plazas de las que dispone el Consistorio en el Abegi Etxea y el Gaueko se sumará el Servicio de Puertas Abiertas que funcionará los días en los que Euskalmet decrete la alerta por heladas en la costa guipuzcoana. En esos casos RAIS y Cáritas – entidades que gestionan los centros Hestia, Aterpea e Intxaurrondo – junto con Cruz Roja – trabaja con inmigrantes –, Arrats – trabaja con prostitutas y personas recién salidas de prisión – y Kolore Guztiak – trabaja con inmigrantes – disponen de tiempo suficiente para informar a las personas sin hogar que se procederá a la apertura del servicio.

En estos casos extremos de frío se acondicionan otras dos salas en el Abegi Etxea, donde durante toda la noche personal del departamento de Servicios Sociales atienden a las personas que llegan, a las que ofrecen bebida caliente y, en caso de necesidad, ropa limpia.

Además, para los casos en los que se identifica a personas sin hogar en la calle y se niegan a acudir a los servicios existentes, la Guardia Municipal realizará una primera valoración de la situación y, en caso de existir peligro para la vida de esa o esas personas, contactará con el servicio de Urgencias de Osakidetza, que confirmará la situación con un médico, y procederá al traslado al Servicio de Puertas Abiertas.