Adjudicadas las obras del nuevo puente de Espartxo

El Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián continua con el desarrollo de las actuaciones sobre la ribera del Urumea para facilitar el cauce del río y prevenir inundaciones, así como con el desarrollo urbanístico de la vega del Urumea.

El alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, ha informado que la Junta de Gobierno Local ha adjudicado el contrato de las obras de ejecución del nuevo puente de Espartxo a la UTE formada por Construcciones Amenabar y Campezo Obras y Servicios, por un precio de 2,2 millones de euros y con un plazo de ejecución de 14 meses.

Goia ha recordado que el nuevo puente se construirá al lado del actual, que será demolido una vez finalicen las obras, y ha precisado que «medirá casi 60 metros de largo por 18 metros de ancho y no tendrá pilares en el río, por lo que las aguas podrán discurrir sin obstáculos, facilitando el cauce del río».

En la superficie, el puente tendrá una separación entre la carretera y la acera, y en el lado más próximo a Martutene habrá un carril bici. De este modo, el Ayuntamiento ha dado un paso adelante para la sustitución de uno de los últimos obstáculos existentes en el río Urumea.