El Ayuntamiento apela a utilizar el material pirotécnico con sentido común en Nochevieja

La Guardia Municipal de Donostia- San Sebastián advierte del riesgo y molestias que pueden provocar los elementos pirotécnicos (bengalas, petardos y similares) en la ciudadanía durante la Nochevieja, y alerta del peligro de un uso incorrecto. Así, en los últimos días se ha puesto en marcha un dispositivo específico para el control de su uso que inclulye además la vigilancia de los comercios que puedan vender de manera irregular este tipo de artilugios.

Las autoridades quieren poner en relieve la peligrosidad del material pirotécnico (bengalas, petardos etc.). Con motivo del incremento de la utilización de este tipo de artilugios en fechas navideñas, la Guardia Municipal realiza controles en los últimos días, y se ha reforzado la supervisión de los comercios que puedan vender este material de forma irregular.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Martín Ibabe, pide a la ciudadanía “actuar con sentido común para que la última noche del año sea una celebración y no haya que lamentar incidentes por el uso indebido de petardos y cohetes”. Ibabe ha recordado que “está prohibida la utilización en la vía pública de petardos, cohetes o bengalas”.

En este sentido, Ibabe ha subrayado que, pese a dicha prohibición, hay establecimientos que están autorizados a la venta de dichos artefactos pirotécnicos. Esos establecimientos con autorización expresa deberán mostrarla en todo momento y se atendrán a los siguientes requisitos: la unidad de venta es el envase y, por tanto, no se podrán vender unidades sueltas; deberán respetar las edades mínimas para la comercialización de los artefactos pirotécnicos; los productos que vendan deberán poseer el correspondiente marcado CE y estar catalogados; y queda, por tanto, expresamente prohibida la venta ambulante de artículos pirotécnicos.

Del mismo modo, Martín Ibabe, ha destacado que “aquellas personas menores de edad que no vayan acompañadas de una persona adulta y porten artefactos pirotécnicos, en virtud de la edad de quien los porte, serán sancionadas y se decomisará el material. Lo mismo ocurrirá, en el caso de las personas mayores de edad, si la cantidad y clase de los artefactos pudiera suponer que la detonación simultánea generara riesgo para las personas o cosas”.

Por ello, ha pedido a la ciudadanía que “si van a usar este tipo de artefactos – petardos, cohetes o bengalas –, no lo hagan en la vía pública, ni los lancen contra fachadas de viviendas o en zonas próximas al monte o bosques”.