El Ayuntamiento de Donostia renueva su imagen corporativa

El Ayuntamiento de Donostia ha presentado este martes su nueva imagen corporativa, que servirá para identificar en adelante todas aquellas actividades, servicios, edificios relacionada con la institución municipal. El nuevo logotipo ha sido diseñado por la empresa TD Gráfica, dirigida por la diseñadora donostiarra Toya Huércanos, que resultó ganadora del concurso público convocado por el Ayuntamiento para la renovación de su identidad corporativa.

«Durante el proceso de definición de la nueva marca se han trabajado diferentes versiones y se ha contrastado con profesionales y ciudadanos que han aportado sus opiniones y puntos de vista», dicen desde el Consistorio donostiarra. El alcalde de la ciudad, Eneko Goia, ha presentado la nueva imagen, de la que, señala, “se renueva y se adapta a los tiempos, sin perder la esencia de nuestra identidad”. El anterior logotipo data de los años 80 y no había sido actualizado desde entonces.

“Buscamos dotarnos de una imagen moderna, actual, adaptada a los tiempos y que dote a los diferentes servicios y áreas municipales de una coherencia que contribuya a reforzar la imagen de la ciudad y de la propia administración municipal de forma que los y las donostiarras la identifiquen de una forma nítida”, ha indicado el alcalde, quien ha recalcado que la imagen “es respetuosa con el escudo de la ciudad y que es muy apreciado por los y las donostiarras”.

El diseño parte del logotipo utilizado por el Ayuntamiento durante las últimas tres décadas, que está basado a su vez en el escudo oficial de la ciudad, aprobado en 1949 y que se inspiró a su vez en el escudo de armas original de la ciudad de San Sebastián: un navío en campo azul, ondas de agua plateadas y encabezado por una corona, circundado por la leyenda ‘Por fidelidad nobleza y lealtad ganadas’.

En su nueva versión, se mantienen los elementos centrales (el navío, las ondas, la corona), actualizado con un diseño más moderno y minimalista. Se establece una versión bicroma, con una preponderancia del azul característico de la bandera donostiarra y del blanco. Junto a la parte gráfica, se refuerza el nombre de la ciudad en las dos lenguas, que pasan a ocupar un lugar central en el logotipo. «Todo el conjunto ofrece una imagen actual, moderna, sencilla y que sintentiza los elementos definitorios de la ciudad y de la institución municipal», apuntan fuentes institucionales.

Según señala el manual de identidad corporativa, “la base de la renovación es la simplificación y orden del barco para hacerlo más reconocible. Se refuerza la base del escudo incorporando una única onda y se adapta la forma de la corona a las nuevas formas. Se reduce la curva y se reduce el número de líneas”.

Modernización de la administración municipal

La presentación de la nueva imagen se encuadra en un proceso más amplio liderado por el Departamento de Presidencia y Transparencia, Recursos Humanos e Innovación, dirigido a la mejora de la administración municipal y la relación de esta con el ciudadano. Uno de estos puntos es el relacionado con la comunicación y la relación del Ayuntamiento con los ciudadanos, así como la percepción que estos tienen de la institución municipal.

«Así -aseguran desde el Ayuntamiento- el proceso ha concluido en la necesidad de actualizar y unificar la imagen, que en los últimos años ha derivado en una dispersión de marcas y logotipos para todas las áreas referidas a la Administración municipal sin una línea común que las haga reconocibles». Para Juan Ramón Viles, concejal de Presidencia, el resultado ha dado como fruto una nueva imagen que es “sencilla, moderna, identificable por los ciudadanos y que ayuda a que la ciudadanía se pueda identificar con ella”.

Según ha explicado Viles, se ha buscado “cambiar el prisma y reforzar la imagen del Ayuntamiento y el nombre de la ciudad, desde un punto de vista de servicio al ciudadano, que se relaciona con una única institución sin hacer distingos del área que le presta el servicio”.

«El proceso de aplicación de la nueva imagen será gradual y se prolongará en el tiempo para hacerlo de una forma natural y con un costo asumible para las arcas municipales», finalizan estas mismas fuentes.

Texto: Prensa Ayuntamiento Donostia/Redacción

Foto: Prensa Ayuntamiento Donostia