Creados 200 arigunes e inscritas 600 personas trabajadoras municipales en Euskaraldia

El personal de la administración municipal de Donostia acepta el nuevo reto de esta segunda edición de Euskaraldia. Por ello, se han creado 200 arigunes o espacios de uso, con más de 600 personas inscritas, por ahora 100 trabajadores y trabajadoras más que en la edición anterior.

Estos últimos meses, se han ido identificando los arigunes, consensuado la participación de los grupos y se ha promovido la inscripción del personal. Por ejemplo, en el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de Donostia/San Sebastián, se han creado 3 arigunes, con un total de 164 trabajadores/as inscritos/as.

El dato de participación es muy satisfactorio. El concejal de Cultura y Euskera, Jon Insausti, ha afirmado que el COVID 19 ha producido un estancamiento en la normalización del euskera, ya que «nos ha obligado a interrumpir o ralentizar algunos de los procesos y proyectos iniciados, a inventar nuevas formas, etc. Entendemos que en este contexto Euskaraldia puede ser una gran oportunidad para que todos y todas nos dirijamos hacia un objetivo común. Es una buena oportunidad para recuperar inercias positivas o poner en marcha una nueva experiencia«.

Ejemplo en la normalización del euskera

A la Administración le corresponde ser ejemplar en la normalización del euskera y para ello es imprescindible la participación activa de los trabajadores/as y sus representantes. Es por ello que en el Ayuntamiento se ha entendido el Euskaraldia como una herramienta para:

  • Conseguir dicho objetivo en las relaciones laborales cotidianas
  • Como un ejercicio para avanzar en el uso del euskera como lengua de trabajo
  • Como una prueba
  • Un reto personal que se convierte en colectivo

La cuenta atrás ha comenzado, y el próximo 20 de noviembre se pone en marcha el ejercicio social Euskaraldia. Jon Insausti quiere invitar a la ciudadanía a ser durante quince días Ahobizi y Belarriprest en casa, en la calle o en el trabajo. «Estemos en el lugar donde estemos, ya sea de forma virtual o presencial, es el momento de hablar más euskera, con más gente y más a menudo«, ha subrayado el concejal.

Los comentarios están cerrados.