Dbus extiende el pago con tarjeta bancaria a todas las líneas de autobús

Dbus ha implementado el pago con tarjeta bancaria sin contacto en todas las líneas de autobús de San Sebastián. El sistema, que ha estado funcionando desde agosto de 2017 en un proyecto piloto en las líneas 16-Igeldo y 45-Estaciones Renfe-Bus Geltokiak-Antiguo-Aiete de Dbus, se extiende así a todas las líneas de la Compañía.

San Sebastián, junto a Madrid y Londres, es una de las primeras ciudades europeas en la que se implementa en todas las líneas este innovador sistema, que permite el pago del billete ocasional y nocturno con tarjetas de crédito y débito sin contacto (EMV) Visa, Mastercard y American Express de diferentes entidades bancarias y con diversas aplicaciones móviles.

Cada tarjeta bancaria o aplicación móvil permite pagar tantos viajes como la persona usuaria desee al precio de un billete ocasional y sin comisiones. En esta ocasión, y a diferencia del proyecto piloto, el pago se realiza en la máquina expendedora que está situada junto al puesto del conductor/a, sin necesidad de instalar una máquina adicional.

Eneko Goia ha destacado la comodidad y practicidad del sistema, ”que va a permitir a las personas usuarias de los servicios de Dbus y visitantes moverse de manera mucho más sencilla, mejorando así la experiencia del usuario y usuaria, de la mano de una entidad bancaria vasca. Donostia es la primera capital vasca que implementa este innovador sistema y una vez más Dbus, la compañía municipal de autobuses, como ha demostrado a lo largo de su amplia historia, es pionera en implementar un sistema que mejora la calidad del servicio“.

El nuevo sistema tiene numerosas ventajas. Por un lado, se facilita el sistema de pago a los/as usuarias/as, que no necesitan tarjetas de viaje ni dinero en metálico para pagar el billete, y los sistemas son totalmente seguros. También se simplifica la información relativa a la adquisición de billetes. Por otro lado, se agiliza el pago al entrar al autobús, reduciendo el tiempo en cada parada y posibilitando una reducción de los tiempos de viajes. De esta manera, se promueve el uso del transporte público.

Asimismo, se reduce el dinero en metálico recaudado diariamente, facilitando las labores de liquidación. Actualmente, el pago en metálico supone el 8,70% de los viajes que anualmente se realizan en los autobuses de Dbus. Además, en el caso de personas procedentes de otros países, no necesitan disponer de moneda en curso, ya que pueden emplear sus propias tarjetas bancarias para pagar el viaje validando dichas tarjetas dentro del autobús.

[], [], []