Dbus implementa el sistema Start-Stop en dos autobuses

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra hoy 5 de junio, Dbus acaba de finalizar la implementación de un sistema de mejora de la eficiencia energética en los autobuses diésel de la Compañía.

En concreto, se ha instalado en dos autobuses de la flota el sistema Start-Stop. Este sistema permite al motor detenerse en parada, como son las propias paradas de autobús, los semáforos o las retenciones, con el objetivo de reducir el consumo de combustible y las emisiones contaminantes y acústicas, de manera que los autobuses funcionan como autobuses híbridos.

Se espera que con este sistema, que ha sido desarrollado por EIKA, se reduzcan un 15% aproximadamente los consumos y las emisiones. La medida forma parte del proyecto europeo E-MOBASK, que tiene como objetivo promover y facilitar el uso del transporte público en la Eurociudad Vasca con el fin de que sea más sencillo, atractivo y sostenible para impulsar su uso frente al vehículo privado. Este proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Dentro de este mismo proyecto europeo Dbus también extenderá a toda la flota el sistema EKObus, compatible con Start-Stop, y que se compone de un sistema de ayuda a la conducción eficiente y un sistema anti-bunching (anti-emparejamiento) para intentar mantener la frecuencia de la línea y por tanto, mejorar el cumplimiento horario en parada. EKObus se activa cuando el autobús está en marcha y por eso es complementario al sistema Start-Stop.

Una de las flotas más respetuosas con el medio ambiente

La flota de Dbus es una de las flotas más respetuosas con el medio ambiente. Dispone de 3 autobuses 100% eléctricos y 24 autobuses híbridos, además de estos dos autobuses diésel que funcionan también en modo híbrido gracias al sistema Start-Stop. Asimismo, antes de final de año Dbus incorporará 14 nuevos autobuses híbridos, por lo que para finales de 2018 aproximadamente el 45% de la flota será eléctrico-híbrida.

Prueba de ello, en los últimos 6 años se ha reducido el consumo medio por kilómetro recorrido en la flota de Dbus un 15%, tal y como se puede apreciar en la gráfica

La reducción del consumo ha permitido reducir en la misma proporción las emisiones anuales de C02 por kilómetro recorrido. Esta reducción ha experimentado un impulso considerable desde 2015, duplicándose, gracias a la incorporación de vehículos híbridos y eléctricos a la flota y de sistemas como Start-Stop o EKObus

En esta línea, en las próximas semanas también comenzará el proyecto piloto con el que Dbus probará durante 6 meses el primer autobús 100% eléctrico articulado fabricado por el Grupo Irizar, el modelo ie tram.