Diputación de Gipuzkoa destina 554.000 euros a las obras de regeneración del Paseo de Ondartxo en Pasaia

El Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa destinará 554.000 euros a las obras de regeneración del paseo de Ondartxo de Pasaia, entre el Club de Remo de San Pedro y Albaola, que darán comienzo la próxima semana y permitirán disponer en breve de un renovado paseo marítimo peatonal hasta Puntas.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de seis meses. La diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, y la concejal de Urbanismo de la localidad, Nahikari Otermin, han explicado en rueda de prensa los detalles de la obra, que comenzará los primeros días de enero. Según han destallado, los trabajos «mejorarán sustancialmente toda la zona y extenderán el paseo marítimo hasta Albaola, haciendo mucho más atractivo el acceso hasta el antiguo astillero de Ondartxo donde se está construyendo la Nao San Juan». Pasai San Pedro completa, de este modo, el paseo peatonal al borde del mar que hasta ahora estaba habilitado hasta el Club de Remo, «recuperando un espacio público importante para el disfrute de la ciudadanía pasaitarra y de los visitantes y turistas que cada día se acercan en mayor número» a conocer la factoría marítima de Albaola. La alcaldesa ha destacado que esta zona es «uno de los auténticos pulmones» del municipio guipuzcoano.

La actuación se enmarca en el programa de regeneración urbana de Pasaialdea y será ejecutada por el Ayuntamiento de Pasaia. El tramo sobre el que se desarrollará la actuación tiene una longitud de 600 metros y comprende la reurbanización de un área de 2.850 metros cuadrados, en lo relativo a pendientes, pavimentos y accesos.

MURO E INFRAESTRUCTURAS

También se sustituirá el muro que separa el paseo del mar, sustituyéndolo por uno más estrecho para dar más espacio en la zona peatonal y elevando su altura para ganar en protección para los paseantes. Asimismo, las infraestructuras e instalaciones, como el alumbrado, saneamiento, drenaje, abastecimiento, o telecomunicaciones, se mejorarán y serán soterradas.

De este modo, tal y como ha apuntado Gómez, se podrá eliminar el vertido de fecales a la bahía. En la parte más ancha del paseo, situada al Este junto a la factoría de Albaola, se creará una zona de estancia ajardinada y se instalará mobiliario urbano.

Uno de los aspectos que también se mejorará es el de la accesibilidad, con pendientes siempre inferiores al 8% y con peldaños de mayor anchura para facilitar los itinerarios peatonales. La anchura del paseo tendrá un mínimo de 3,5 metros. La reurbanización de Ondartxo se enmarca en el proyecto de regeneración para «mejorar la calidad de los entornos urbanos de Pasaia, incrementar la dotación y equipamientos de toda la zona y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de todos y todas las pasaitarras», ha destacado Garmendia.

En esa línea, ha subrayado «la importancia del acuerdo interinstitucional y del compromiso firme de la Diputación Foral de Gipuzkoa y del conjunto de instituciones implicadas, que está permitiendo avanzar, poco a poco, en la regeneración integral y sentar las bases del futuro de Pasaia y Pasaialdea».