Donostia apuesta por unas carreras populares más sostenibles

El plástico de la camiseta, el sobre del dorsal, la prenda con la que se calientan o se protegen de la lluvia en la salida, la bolsa de comida de la meta, un botellín de plástico por avituallamiento… Multiplicado por 8 avituallamientos y por 8.000 participantes, el reguero de residuos que deja atrás una carrera es considerable.

El departamento de Salud y Medio Ambiente y el Patronato de Deportes del Ayuntamiento de San Sebastián, están trabajado en los últimos meses con las entidades que se dedican a organizar eventos deportivos en la ciudad para lograr que estos sean más sostenibles, centrándose, por el momento, en el ámbito de los residuos.

Principalmente se ha trabajado con la empresa Fly Group y con la asociación Amara Kirol Elkartea, con las que se han acordado una serie de medidas de prevención de residuos para aplicarlas ya en las ediciones de las carreras de este año.

La empresa Fly Group organiza, entre otras, la carrera 15K y el maratón Zurich. La 15K se celebró en octubre, y sirvió como prueba piloto para implantar medidas novedosas como servir en los avituallamientos agua de red en vasos compostables que las personas corredoras debían depositar directamente en los contenedores marrones colocados al efecto a pocos metros de los avituallamientos.

En la edición de la 15K se evitaron respecto a ediciones anteriores 3500 fundas de plástico de las camisetas y 3500 botellines de agua. Además, se colocaron contenedores para la recogida selectiva de los vasos compostables, de los botellines de plástico, de la fruta que se da en meta, etc.

La prueba piloto realizada con la 15K le ha servido también al Ayuntamiento para comprobar que es posible prevenir la generación de residuos y mejorar la recogida selectiva de los que se producen en estos eventos multitudinarios

Vídeo explicativo

Y con el fin de animar a otros eventos deportivos a aplicar estas u otras medidas de mejora se ha elaborado un vídeo sobre esta iniciativa.