El Ayuntamiento instala dos desfibriladores en San Sebastián

En el año 2018 el departamento municipal de Salud llevó a cabo un estudio y análisis sobre la ubicación de los distintos dispositivos, desfibriladores externos automatizados o DEAs presentes en la ciudad. En la misma se valoró la conveniencia de ampliar la dotación de estos aparatos en determinados espacios de titularidad pública.

Así, el Ayuntamiento de San Sebastián ha procedido a la instalación de dos nuevos desfibriladores con geolocalizador. Uno se ha instalado en Igeldo y el otro en la finca de Artikutza, completando con ellos un mapa de ciudad cardiosaludable.

El Concejal de Salud Pública, el socialista Enrique Ramos, ha señalado que “en Igeldo había dos desfibriladores, uno en el parque de atracciones y otro en el camping, pero entendimos conveniente uno más próximo al núcleo urbano del barrio, por lo que se ha colocado en la plaza de Igeldo. En el caso de Artikutza hemos considerado oportuna su instalación al ser un lugar aislado y que suele recibir muchas visitas”.

Ramos ha señalado que “la mayoría de los desfibriladores se localizan en centros públicos (polideportivos, oficinas municipales, centros culturales) o en superficies comerciales, entre otros. Son casi 150 los aparatos existentes en el término municipal de San Sebastián, lo que supone un porcentaje del 0,77 por cada 1.000 habitantes. Ello significa que casi triplicamos la tasa de cobertura de España”. A los desfibriladores existentes hay que añadir, además, los obligatorios en las Unidades Móviles de Soporte Vital de Osakidetza que operan en nuestra ciudad.

Hay que tener en cuenta que el tiempo de aplicación de la descarga eléctrica debe estar dentro de los 3-5 minutos posteriores a la parada, para tener una tasa de supervivencia aceptable y sin complicaciones graves. La desfibrilación temprana puede incrementar hasta en un 70% las posibilidades de sobrevivir a una parada cardiorrespiratoria.