El Ayuntamiento ofrecerá 180 aparcamientos más para bicicletas en las playas

El Ayuntamiento de San Sebastián, como en los últimos veranos, ha incrementado la dotación de aparcamientos extra para bicicletas en la zona de las playas. En concreto, se han colocado 135 aparcabicis temporales, 108 en la playa de Zurriola y 27 en La Concha. En breve, se colocarán 27 plazas en Ondarreta. Lo que supondrán 162 aparcamientos. Durante el mes de julio se irá ampliando esta cifra hasta llegar a un Total de 180 plazas.

La Concejala de Movilidad Pilar Arana ha destacado que “estos aparcabicis portátiles están pensados para usarlos durante unas horas ya que tienen un máximo de estacionamiento de 12 horas”.

La concejala ha explicado que “a principios del mes de julio se instalarán alrededor de 100 aparcamientos de bicicletas mediante U invertida en el Paseo de Zurriola, a la altura de la Calle Ramón y Cajal, calle Garibay y calle Usandizaga. Este sistema se quedará permanente en la ciudad, incrementando así la dotación fija” ha recalcado.

Aparcabicis de verano

Desde el 6 de junio, están disponibles en la playa de Gros 108 plazas, 54 en el espigón y 54 en el Kursaal, en concreto, 6 aparcabicis con capacidad para 9 bicicletas. En la playa de La Concha 27 plazas en la calle Marques de Miraflores, 3 aparcabicis con capacidad para 9 bicicletas.

Durante el mes de julio, una vez que se retiren los diferentes elementos de obra, se colocarán 27 plazas, esto es, 3 aparcabicis con capacidad para 9 bicicletas, en el túnel de Ondarreta.

Circulación de bicicletas o vehículos de movilidad personal (VMP) por la ciudad

El Ayuntamiento quiere recordar que con el objetivo de aumentar la habitabilidad y calidad de vida en la ciudad, proporcionar una mayor seguridad a viandantes y ciclistas/VMP, contribuir a una mayor comodidad y fluidez en los desplazamientos y uso del espacio público, está prohibido circular por las aceras y utilizar auriculares o hablar por el móvil circulando en bicicleta o Vehículos de Movilidad Personal. Por otro lado, las zonas de coexistencia bici-peatón, la prioridad es peatonal y los ciclistas o VMP deberán circular a velocidad reducida.

Para incrementar la seguridad y evitar incidentes y accidentes, los agentes de movilidad controlarán el cumplimiento de dichas normas en la ciudad.