El Gobierno municipal propone un incremento medio de la presión fiscal del 1,1%

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la propuesta relativa a las ordenanzas fiscales municipales para 2021, que contemplan un incremento medio de la presión fiscal del 1,1% para las y los residentes en Donostia.

Goia ha explicado que «las modificaciones en materia fiscal municipal siempre vienen determinadas por el IPC, el PIB y el gran déficit que siguen arrastrando algunos servicios«. Así, ha señalado que «de acuerdo a las circunstancias que vivimos, y con la incertidumbre de lo que vayan a ser las previsiones del PIB e IPC para 2021, hemos decidido modificar de forma muy limitada las distintas tasas e impuestos«. De este modo, el incremento medio propuesto, equivale al IPC previsto para 2021 (1,1%), y sigue por debajo del PIB previsto (1,8%).

Con las nuevas ordenanzas fiscales el Consistorio prevé recaudar 1,8 millones de euros más, que permitirá mantener la buena situación financiera del Ayuntamiento, teniendo en cuenta la situación generada por la pandemia de la Covid-19.

Tasas

El concejal de Hacienda y Finanzas, Jaime Dominguez-Macaya, ha explicado que el grueso de las tasas se congelarán:

  • Agua
  • OTA
  • Grúa
  • licencias de actividad
  • mesas y sillas
  • vados

Aquellas que más déficit arrastran volverán a incrementarse en un 3%:

  • Tasas relativas a la recogida de residuos
  • Tasa de saneamiento.

Dominguez-Macaya ha señalado que «con este incremento, que llevamos aplicando ya varios años, prevemos que el déficit de estos servicios pueda disminuirse hasta el 14%«.

En lo que al resto de tasas que se verán modificadas:

  • La Ocupación de Dominio Público Municipal con vallados y andamios, que se incrementarán un 10%, que será un 20% en caso de que lleven publicidad
  • La tasa por la viñeta de aparcamiento de residente también se verá modificada en un 10%, de tal modo que pasará a costar 60 euros.

Impuestos

En lo que a los impuestos municipales respecta, Dominguez-Macaya ha subrayado que «únicamente se modificará el IBI, que se verá incrementado en un 1%«. En la actualidad en Donostia se pagan de media 278,75 euros por recibo de este impuesto, lo que sitúa a la ciudad entre las diez capitales de provincia que menos IBI pagan.

A este respecto, la principal novedad será el recargo que se aplica al IBI por vivienda vacía. Tras el acuerdo logrado el pasado año entre el Gobierno Municipal y los grupos de EH Bildu y Elkarrekin Donostia, que fijó dicho recargo en el 50%, la propuesta del Gobierno Municipal para 2021 será el de incrementarlo al 100%. Las exenciones o bonificaciones establecidas para el citado impuesto se mantendrán.

Esa será la única novedad relativa a los Impuestos municipales, puesto que tanto el IAE, como el Impuesto de Vehículos, el ICIO y el Impuesto de Plusvalías se mantendrán tal y como estaban. En este sentido, el concejal de Hacienda y Finanzas ha explicado que «la decisión de no subir estos impuestos, que principalmente están vinculados a la actividad económica, viene dada con el objetivo de no perjudicar a la actividad económica de la ciudad, que se está tratando de recuperar tras el parón sufrido durante el confinamiento«.

Calendario de tramitación

Con la aprobación por la Junta de Gobierno Local de la propuesta arranca una tramitación que continuará con el traslado de la propuesta a los grupos municipales, que dispondrán de 10 días para presentar enmiendas y/o proposiciones normativas. Ya la primera semana de septiembre se realizará una jornada abierta a la ciudadanía para explicar el proyecto, que se debatirá en Comisión de Hacienda prevista para el 8 de septiembre, para posteriormente en la sesión plenaria ordinaria de finales de septiembre aprobarse inicialmente, y, si fuese necesario, de manera definitiva en el mes de diciembre.