El nuevo gimnasio del polideportivo de Bidebieta se abrirá el 22 de enero

La construcción de una nueva sala para cursillos deportivos en la zona del antiguo bar de Bidebieta va a permitir ampliar la superficie destinada a gimnasios de musculación y cardiovasculares de este polideportivo.

El polideportivo municipal de Bidebieta cuenta, actualmente, con un gimnasio cardio y de musculación de 270 m2, además de una sala de ciclo indoor y una sala de cursillos. Con la ampliación prevista, la superficie disponible para los gimnasios será de 370 m2, el tercero de mayor superficie tras los polideportivos de Yoldi y Bentaberri.

Para poder realizar las obras de adecuación del nuevo espacio, el gimnasio permanecerá cerrado hasta el 21 de enero, si bien desde el día 7 se habilitará una zona para las máquinas cardiovasculares y también estarán disponibles las bicicletas de la sala de ciclo indoor.

Además de esta ampliación, se renovarán todas las máquinas de la zona de musculación y se añadirán nuevas máquinas de cardio (cintas de correr, elípticas…). El coste total de la inversión realizada en Bidebieta se sitúa en los 240.000€.

Este gimnasio contará también con una nueva zona para el entrenamiento funcional. Donostia Kirola instaló hace un año la primera zona de entrenamiento funcional en el Polideportivo Bentaberri, y tras la buena respuesta de los y las usuarias, se ha decidido instalar estos elementos en otros gimnasios municipales. Por el momento, además de Bentaberri, existe una zona de entrenamiento funcional en el nuevo gimnasio de Altza, a la que se sumará la que se instalará en Bidebieta.

Con esta nueva obra y la apertura del gimnasio de Riberas de Loiola (prevista para el primer semestre de este año) Donostia Kirola pone a disposición de las personas abonadas a la Kirol Txartela 4.000 m2 de gimnasios de musculación, a los que habría que añadir las seis salas de ciclo indoor (800 m2 aproximadamente) que, cuando no hay actividad programada, también pueden ser utilizadas.