El pasado viernes se registraron más de 300 firmas pidiendo la desaparición de la estación de servicio

Construir un bloque residencial de edificación abierta, que albergaría unas 14 viviendas y con unas características similares a las construcciones del entorno, es el proyecto en el que está trabajando la Concejalía de Urbanismo una vez se derribe la estación de servicio Mendiburu, en el Paseo de Martutene número 89.

Como ha explicado el concejal de urbanismo Enrique Ramos, “son varias y contundentes las razones que desaconsejaban el mantenimiento de la citada gasolinera como el hecho de su cercanía a un centro escolar, la inconveniencia de una estación de servicio en dicha ubicación y el manifiesto interés de los vecinos del barrio de Martutene que quedó oficialmente expresado el pasado viernes al presentar en el Registro del Ayuntamiento más de 300 firmas solicitando el derribo de la gasolinera.”

Enrique Ramos ha indicado que “el proyecto necesita de una modificación puntual del Plan General que va a afectar a 1.824 metros cuadrados de los 146.865 metros cuadrados que tiene el ámbito urbanístico en el que se ubica la estación de servicio. Hay que modificar el uso industrial de la parcela por el uso residencial. Además, va a ser necesario clasificar cierta superficie de terreno para destinarla a la red municipal de Sistemas Generales de Zonas Verdes y Espacios Libres. En concreto, se reclasificará una superficie de 324 metros cuadrados de terrenos colindantes al parque de Puio.”

“La propuesta –ha continuado ampliando el concejal Enrique Ramos– se basa en la construcción de un edificio de seis plantas sobre rasante, y aunque la distribución de las viviendas es un aspecto que se deja libre para que lo define el promotor, todas las viviendas tendrán orientación sur. La edificabilidad máxima prevista es de 1.810 metros cuadrados sobre rasante de los cuales 1.620 se destinarían a vivienda libre y de los 3.835 metros cuadrados previstos bajo rasante, 3.664 metros cuadrados se destinarán a garajes y plazas de aparcamiento. Bajo rasante se prevé la ocupación total de la parcela en una única planta. Sin embargo en la ordenación de la construcción se contempla hasta 4 plantas para respetar el Plan General.”

El bloque de viviendas se constituirá desplazándolo hacia el interior de la parcela y se retranqueará la última planta para respetar así la entrada de la luz natural en las viviendas colindantes al norte de la parcela. Además, siguiendo los criterios del Plan General se ocupará la parte norte de la parcela dejando un espacio libre urbano común al sur.