El Paseo de Anzieta se reabrirá al tráfico a partir de la próxima semana

La obra de elevación de la cota del Paseo de Antzieta, en el barrio de Txomin entra en su recta final y, si las condiciones meteorológicas permiten proceder al asfaltado, previsiblemente se reabrirá al tráfico rodado a partir de la próxima semana.

La concejala de Espacios Públicos y Proyectos de Ciudad, Marisol Garmendia, ha señalado que “tras dos meses de obras, los operarios están a punto de concluir los trabajos y permitir así el paso de vehículos por esta carretera que une Loiola con Martutene. La obra ha ido en plazo y ahora confiamos en que la lluvia no impida los trabajos de asfaltado que rematarán la obra desarrollada.”

La obra, con un coste de 1,1 millones de euros, ha consistido en unos rellenos de 11.226 m3 de tierra, material que proviene de las obras que se llevan a cabo en lo alto del cerro de San Bartolomé. Se trataba de igualar la cota del paseo al resto del nuevo Txomin, manteniendo así la uniformidad en toda la zona, aunque en los extremos del paseo mediante una suave pendiente se vuelve a la cota anterior.

Los trabajos también prevén la creación de «una banda verde de arbolado de 2,5 metros de anchura para proteger al nuevo bidegorri y acera del tráfico del vial de Antzieta», así como la adecuación de rampas y escaleras en el apeadero de Adif. En este sentido, Garmendia ha señalado que estas intervenciones, además de la construcción de las nuevas aceras o los remates en la reurbanización del entorno, se irán ejecutando y completando independientemente de la apertura de este vial.