ETS adjudica por 53,2 millones de euros y un plazo de 48 meses el tramo Miraconcha-Easo de la variante del Topo

El Gobierno Vasco, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea (ETS) ha adjudicado a la UTE Sacyr-Cavosa-Campezo-Mariezcurrena-Zubieder el contrato de la obra civil del tramo Miraconcha Easo de la variante ferroviaria del Topo, a su paso por el centro de San Sebastián.

La adjudicataria cuenta con un plazo de 48 meses y un presupuesto de 53.284.363.17 euros para construir el trazado, de 2.087 metros de longitud, que incluye la construcción de dos nuevas estaciones soterradas, Centro La Concha y Easo, según ha informado en un comunicado.

Tras la realización de los trámites administrativos previos a la firma del contrato, está previsto que las obras en este tramo den comienzo a lo largo del próximo mes de febrero. Mientras tanto, en el tramo Lugaritz-Miraconcha, que tiene 2,1 kilómetros de longitud e incluye la estación de Bentaberri, actualmente los trabajos se centran en el desbroce y tala de vegetación existente en Avenida Zarautz, acondicionamiento de los espacios de trabajo y en el montaje de instalaciones y casetas de obra en el entorno de Pío Baroja.

ETS ha precisado que para la primavera de 2018 los trabajos estarán «a pleno rendimiento» en la totalidad del trazado, con el objetivo de dotar para comienzos de 2022 a la capital guipuzcoana de un sistema ferroviario «competitivo y de calidad» que dé servicio a las Universidades y el Antiguo, elimine el fondo de saco de la estación de Amara y «permita ganar terreno al vehículo privado». MIRACONCHA-EASO El trazado se inicia inmediatamente después del entronque del túnel de línea con la rampa de ataque que sale a superficie en la avenida Pío Baroja (incluida en las obras a ejecutar dentro del tramo anterior), en la vertical de la confluencia del Paseo Duque de Baena y la Calle Izaburu.

El tramo discurre en ese punto en dirección Nordeste, desarrollando a continuación una curva a la derecha que le lleva a pasar bajo la playa de la Concha y que le permite llegar a la estación de Centro La Concha. Según ha apuntado, esta estación se ubica en el centro urbano de la capital, en el entorno del Paseo de La Concha y la Plaza del Buen Pastor, conectando el Topo con la zona del ensanche.

La estación cuenta con tres cañones de acceso que salen a superficie en la Plaza Xabier Zubiri, la calle Loiola y la calle Aldapeta, así como un ascensor de acceso directo desde la calle Easo. Posteriormente, el túnel de línea describe una nueva curva a la derecha avanzando en dirección sur, buscando la alineación recta de la estación de Easo. Ésta se sitúa ligeramente desplazada de la actual estación de Amara, a la cual sustituirá en el tráfico de pasajeros una vez entre en servicio el nuevo trazado. La estación cuenta con dos cañones de acceso, calle Autonomía y Paseo de Errondo, que van acompañados de sendos ascensores, con salida a la calle Salud y el Paseo de Errondo. La sustitución de la terminal de Amara por la soterrada de Easo permitirá suprimir la trinchera ferroviaria que supone la playa de vías. Su desaparición liberará 21.000 metros cuadrados de superficie para «uso y disfrute de la ciudadanía».

El tramo finaliza en la conexión con la vía actual de Euskotren al inicio del tramo soterrado de Morlans. El procedimiento constructivo que se va a utilizar es el mismo al desarrollado en las estaciones de Intxaurrondo y Altza, es decir, túnel en mina con rozadora. Las rampas de ataque por las que entrará la maquinaria serán la del Paseo Pío Baroja, utilizada en el tramo anterior, y la que se abrirá en Morlans. Ésta, una vez concluyan las obras, se empleará además como galería de ventilación. Con anterioridad se llevarán a cabo las inspecciones de los edificios que estén situados en zonas sensibles para constatar su estado actual y garantizar que tras los trabajos no ha habido alteraciones.