Etxegintza modifica el régimen de los alojamientos de mayores

El Concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, ha dado a conocer el acuerdo alcanzado ayer en el Consejo de Administración de Etxegintza que establece destinar el 100% de los apartamentos para mayores a régimen de alquiler sustituyendo así el llamado “derecho de habitación” que permitía al adjudicatario usar el apartamento y residir en él de forma vitalicia tras pagar un importe que oscilaba entre 63.000 y 76.500 euros, dependiendo de la zona.
La extinción de este derecho de habitación suponía la recuperación de la cantidad entregada inicialmente más el IPC descontado un 1% anual (por deterioro o uso). Enrique Ramos ha señalado que “con el paso de los años, hay usuarios que han recibido hasta un 60% más de lo desembolsado, además de haber residido todos estos años de una manera que, al final, resulta gratuita lo que no responde al objetivo último que es atender las necesidades sociales.”
Ramos, ha explicado que “este nuevo régimen se va aplicar transitoriamente: primero se cambiará el régimen de cesión de los apartamentos para mayores de los edificios de Berio, Ategorrieta y Benta Berri por el de arrendamiento; se va a cerrar la recogida de solicitudes de demandantes de apartamentos en derecho de habitación a partir del día de la fecha; se agotará la lista actual de solicitantes de apartamentos en derecho de habitación con el ofrecimiento a todas y cada una de las personas que figuran en ella de los apartamentos que se encuentran vacantes y que vayan siendo recuperados por la Entidad hasta que se llegue a la última persona de la lista; y se va a encargar la elaboración de unas bases de baremo para la adjudicación de estos apartamentos.”
Como ha explicado el concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, “el derecho de habitación faculta al adjudicatario a usar el apartamento y residir en él de forma vitalicia. Su extinción se realiza por su fallecimiento o renuncia en cualquier momento. Tenemos casos de usuarios que les debemos ya un 60% más de lo que pusieron en su día. Hay personas que llevan 22 años viviendo en los apartamentos, y no abonan renta mensual, sólo el depósito que hicieron en su día, o sea, al devolvérselo con interés, no habrán abonado nada por vivir. Por el contrario, los usuarios de alquiler abonan la renta, y no recuperan nada. El sistema –ha señalado Ramos- resulta perjudicial para las cuentas municipales, y sobre todo, no responde ya a las necesidades sociales.” En la actualidad, “la renta promedio actual de los apartamentos dotacionales en 252 €, tanto jóvenes como mayores.”
Ha señalado también que este cambio de régimen recoge también el espíritu de las distintas normativas en vigor como la Ley 3/2015 de Vivienda del País Vasco que establece en su art. 7: 4. “El Gobierno Vasco y las administraciones públicas de carácter territorial orientarán los recursos disponibles en materia de vivienda preferentemente a la promoción de viviendas en régimen de alquiler, para destinarlas a los colectivos más desfavorecidos” o la Ley 2/2006 de Suelo y Urbanismo del País Vasco que en su Disposición final cuarta. Políticas de fomento de alquiler de vivienda, dice: “Todas las instituciones públicas vascas, preocupadas por la problemática de acceso a la vivienda especialmente de determinados colectivos sociales, se comprometen a impulsar, en el marco de sus respectivas competencias, políticas de fomento de la oferta de viviendas de alquiler.”