El Gobierno municipal continua su decidida política inversora para desarrollar los proyectos futuros de la ciudad

El presupuesto consolidado (incluidos los entres y sociedades municipales) para 2018 del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián, se incrementará un 6,88% con respecto al del año anterior, y ascenderá a 444.929.770,66 euros. El alcalde Eneko Goia ha explicado que por tercer ejercicio consecutivo el Ayuntamiento continua haciendo un importante esfuerzo inversor, puesto que mientras que el gasto corriente aumentará un 3,3%, los gastos de capital se cifran en 110,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,5%.

Este esfuerzo inversor continuado esta legislatura supone que se hayan duplicado para 2018 los gastos de capital, respecto al último presupuesto de la anterior legislatura.

El alcalde de Donostia / San Sebastián, Eneko Goia, y el concejal de Hacienda y Finanzas, Jaime Dominguez Macaya, han presentado las líneas general del borrador del proyecto de presupuesto que será aprobado mañana en la Junta de Gobierno Local y, posteriormente, presentado al detalle en la Comisión de Hacienda.

Los ingresos corrientes del Ayuntamiento se generan principalmente por dos vías: la primera y principal es la participación en los impuestos concertados vía FOFIM, que se cifra en 132.189.486 euros, lo que supone un incremento del 3,71% respecto al año anterior.

La segunda, es la recaudación de impuestos y tasas que el Ayuntamiento recibe de la ciudadanía. En este sentido, inicialmente, el incremento de la presión fiscal se cifraba en el 0,72%, pero la decisión de la Diputación Foral de Gipuzkoa de no actualizar el catastro, supone una disminución del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que provocará que no haya incremento de la presión fiscal.

Gasto social, mejoras en la ciudad y equipamientos municipales

Eneko Goia ha destacado que «el presupuesto para 2018 continua con la apuesta del Gobierno municipal de blindar el gasto social. Así, las partidas destinadas al departamento de Acción Social se incrementarán en 500.000 euros. El consistorio dotará de 27,5 millones al citado departamento, continuando con la inversión en el bienestar de la ciudadanía.

Así, el Ayuntamiento continuará con la renovación de los diferentes centros sociales de la ciudad (400.800 euros), así como con la renovación de los diferentes locales destinados a hogares del jubilado (775.000 euros), e invertirá 600.000 euros en obras en centros escolares.

Asimismo, el presupuesto de 2018 incluye partidas de inversión con las que la ciudad verá mejoradas sus infraestructuras. Así, se contempla el aglomerado y la reparación de calles, varias peatonalizaciones, mejoras en los parques infantiles, acciones de eficiencia energética, o mejoras en la movilidad vertical con partidas para los ascensores de Larratxo (551.000 euros) y Escolta Real – Paseo de Hériz (599.500 euros).

La apuesta del Gobierno municipal por invertir en la modernización de las infraestructuras municipales, que redunde en un mejor servicio a la ciudadanía, queda reflejada en el presupuesto 2018 a través de una partida plurianual de 7,3 millones de euros relativa al plan de equipamientos municipales, en el que se enmarca la redistribución de los diferentes servicios que se prestan a la ciudadanía. A este respecto, el presupuesto incluye una partida de 1,1 millones de euros (550.000 para 2018 y 550.000 para 2019) para el traslado de la Oficina de Turismo a la Casa Consistorial, tal y como figura en el Programa de Gobierno.