Instalación de elementos de seguridad pasivos en las zonas de mayor afluencia peatona

El Ayuntamiento de San Sebastián desplegará en las próximas semanas el plan de seguridad urbana en el que han venido trabajando en los últimos meses diferentes departamentos municipales, encabezado por la Guardia Municipal. El citado plan, que parte del actual nivel de alerta antiterrrorista 4, supondrá la instalación de diversos elementos de seguridad pasiva de modo permanente en los puntos «más sensibles» de la capital guipuzcoana, principalmente en aquellos emplazamientos con una mayor afluencia de personas.

El alcalde, Eneko Goia, ha explicado en rueda de prensa que, a raíz de los últimos atentados cometidos en Europa de inspiración yihadista, los responsables de seguridad del Consistorio donostiarra han trabajado en los últimos meses en coordinación con el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco en el análisis y elaboración de un plan de seguridad para aquellos lugares con un mayor riesgo objetivo. En esa línea, ha apuntado que este trabajo se ha liderado desde el área de Seguridad Ciudadana, y en el mismo han participado además otros departamentos municipales (Protección Civil, Mantenimiento y Movilidad).

El análisis ha tenido en cuenta «la necesidad de reforzar la protección de las zonas más sensibles con la necesidad de mantener operativos los servicios». El plan se ha adoptado con base a los criterios de mayor afluencia de personas y conforme al calendario de eventos señalados en la ciudad. Su desarrollo implicará la colocación, a lo largo de las próximas semanas, de diferentes elementos de mobiliario urbano, «básicamente jardineras», tanto fijos como móviles, que garanticen la seguridad en los diferentes puntos recogidos en el plan.