Las playas donostiarras controlarán el aforo para garantizar la seguridad de las personas

La temporada de playas de este año viene condicionada por la situación sanitaria derivada de la pandemia por coronavirus. Aún no se ha concretado la fecha del inicio oficial de la temporada, que será consensuada con el resto de municipios guipuzcoanos con playa para arrancar el mismo día todos juntos.

El Ayuntamiento de San Sebastián, con el objetivo de garantizar la seguridad y las necesarias medidas de distanciamiento exigidas por la situación sanitaria ha acordado que una serie de servicios habituales en nuestras playas, no van a prestarse este año.

La concejala de Espacio Público, la socialista Marisol Garmendia, ha señalado que “este verano las playas no tendrán toldos, ni gabarrones, ni cabinas colectivas, ni las piscinas de aprendizaje de natación ni otros servicios habituales que, para garantizar un mayor aprovechamiento del espacio y, sobre todo, para evitar riesgos sanitarios, hemos decidido suprimir.

Autorregulación y la responsabilidad personal

La clave este verano va a ser la autorregulación y la responsabilidad personal de cada uno” ha insistido la concejala. “Va a ser una temporada en la que no vamos a poder pasarnos todo el día en la playa y en la que habrá que ceder el sitio para que otros también puedan tomar el sol.

Una de las playas que, por sus condiciones, más va a ver alterado su funcionamiento es la de La Concha. “En marea alta la playa deberá ser desalojada y cerrada porque no es posible garantizar las distancias entre las personas”, ha señalado Garmendia, quien ha apuntado que se está trabajando en una aplicación tecnológica que controlará el aforo de las tres playas en tiempo real, permitiendo adoptar medidas de control en los accesos a las mismas. “En pleamar, a La Concha solo podrán acceder quienes vayan a practicar deporte, no a bañarse ni a tomar el sol”, ha dicho la concejala.

Al margen de la temporada oficial, a las playas podrá accederse desde este lunes 25 de mayo para bañarse o tomar el sol siempre que Euskadi pase a la fase 2 de desescalada. Al estar fuera de temporada no habrá socorristas ni el resto de servicios, apelando a la responsabilidad de los usuarios para evitar aglomeraciones que supongan un riesgo para los usuarios.

Los comentarios están cerrados.