El lehendakari visita las obras de la estación de Loiola

Iñigo Urkullu ha estado acompañado por la Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, el Alcalde Eneko Goia, el viceconsejero de transportes Antonio Aiz, la directora de Infraestructuras Almudena Ruiz de Angulo, y los directores de ETS y Euskotren José Luis Sabas e Imanol Leza en un recorrido que se ha prolongado por espacio de cuarenta minutos. También han asistido miembros de la Asociación vecinal Loiola Bizirik con quienes la dirección de obra mantiene una relación constante en cuanto a la información relativa al desarrollo de la obra y a su afección a las personas que residen en su entorno más próximo.

“Con la culminación de este proyecto financiado por el Gobierno Vasco se consigue un triple objetivo: mejora del servicio ferroviario; mejora de la integración urbana del tren a su paso por Loiola; y la dotación a Loiola con más de 10.000 metros cuadrados de nuevos espacios para uso público” ha indicado el Lehendakari. “Tenemos tres objetivos de mejora de la calidad de vida: mejorar el servicio ferroviario y las conexiones del barrio; integrar el tren y mejorar la accesibilidad en Loiola; ganar 10.000 metros cuadrados de nuevo espacio para uso público en el barrio. La nueva estación y la eliminación de la barrera urbanística permitirán ganar zonas verdes, juegos infantiles, bidegorri, parking para bicicletas y zonas de descanso”.

“En momentos de dificultad, el Gobierno mantiene la inversión pública. Vamos a invertir más de 22 millones de euros en una actuación en un tramo de 330 metros de longitud. Estamos trabajando juntos, compartiendo un mismo proyecto. La urbanización de este nuevo espacio ha sido diseñada con el Ayuntamiento y la Diputación Foral. Hemos recibido también las aportaciones del barrio a través de la participación” ha indicado el Lehendakari Urkullu.

El proyecto de urbanización son fruto del acuerdo logrado por el Ayuntamiento de Donostia San Sebastián (legislatura anterior) y el Gobierno Vasco en el seno de la Comisión de seguimiento de las obras y proyectos del metro de Donostialdea.

Además de ser la conexión del vecindario de Loiola con el centro y resto de Donostialdea, la nueva estación se convertirá en el nexo del propio barrio, separado desde hace más de 100 años por las vías del tren. Gracias al diseño de la estación y del trazado en doble vía sobre un viaducto se sustituye el terraplén existente y se logra unir de forma definitiva la zona de Ciudad Jardín con el resto del barrio.

Urkullu ha puesto en valor que “el consenso entre instituciones es el camino a seguir. En este caso, fruto de una actuación eminentemente ferroviaria, se mejora también la habitabilidad de Loiola. Se habla, se debate y finalmente se acuerda como urbanizar una nueva zona que va a contar con zonas verdes, juegos infantiles, bidegorri, parking para bicicletas y zonas de descanso”.

La construcción de nueva estación y viaducto de Loiola tiene un presupuesto de 22,2 millones de euros, de los que el ayuntamiento aporta 1,1 millones de euros destinados exclusivamente a los trabajos de urbanización.

Euskal Trenbide Sarea (ETS), ente público del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, dirige la ejecución de este proyecto cuya puesta en servicio -nueva estación- está prevista para la primera parte de 2017, aunque los trabajos de urbanización se prolongarán hasta mediados de ese mismo año.

Durante las obras se mantiene en todo momento el servicio ferroviario gracias a la construcción de la estación provisional en funcionamiento desde julio de 2015. El lehendakari Urkullu ha indicado que “la experiencia del Gobierno Vasco y la empresa pública de infraestructuras ferroviarias ETS en la construcción de la nueva estación de Loiola demuestra que un trabajo necesario, cercano y transparente es positivo, a pesar de las incomodidades que siempre genera cualquier tipo de obra. Lo es más cuando se cuenta con la positiva aportación y participación de un vecindario como el de este barrio”.

Situación de las obras

Hasta la fecha se han ejecutado las siguientes tareas:

  • Construcción y puesta en servicio de la estación provisional
  • Demolición de la antigua estación
  • Desmontaje de la superestructura antigua
  • Cimentaciones con profundidades que oscilan entre 35-40 metros para llegar a la roca
  • Construcción de la estructura metálica del viaducto. Se construye en taller y se traslada por tramos (20 metros de longitud) a la obra para su posterior montaje sobre el terreno.

Tareas a ejecutar hasta final de obra:

  • Finalización del montaje del viaducto, señalización, comunicaciones, energía, instalaciones para poder poner en servicio la nueva estación en el primer trimestre de 2017. Desmontaje de la estación provisional y posterior demolición
  • Finalización de fachada de la nueva estación y remates
  • Excavación y urbanización de toda la zona hasta la conclusión definitiva de todos los trabajos previstos para mediados de 2017.