Nuevo parque de Larres en Altza

Tras un proceso de acondicionamiento de los terrenos por haberse detectado la presencia de amianto, este fin de semana se ha abierto a la ciudadanía, especialmente a los vecinos y vecinas de Altza, el nuevo parque de Larres.

La concejala de Espacios Públicos y Proyectos Urbanos, la socialista Marisol Garmendia, ha señalado que tras detectarse el agente contaminante, se procedió al vertido de 176.052 m3 de tierra para aislar el amianto, una operación en la que se invirtieron 4,1 millones de euros. “Hoy la zona es un espacio para el paseo, se han acondicionado miradores con bancos y excelentes vistas sobre el territorio o Peñas de Aia, se han creado zonas de picnic y el conjunto se reforzará en invierno, cuando es aconsejable proceder a la plantación de especies arbóreas”.

Las obras se han prolongado por espacio de 13 meses y han contado con la supervisión de la Dirección de Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Además, se ha habilitado un parking para residentes mayor del que existía hasta la fecha y un sendero de cuatro metros de anchura que recorre todo el parque a modo de paseo.

“Se han colocado dos elementos metálicos, a modo de árbol, que se repoblarán con diferentes especies vegetales, como plantas trepadoras y demás, que aportarán una bonita imagen al conjunto del nuevo parque”, ha destacado Marisol Garmendia. 

Ha concluido el trabajo principal, aunque aún faltan por completar algunos detalles. Hemos querido abrir la zona al público para que los vecinos puedan disfrutar ya de este nuevo paseo, pero está claro que faltan por colocar las papeleras, la hierba tiene que crecer para darle un nuevo aspecto a la vaguada y hasta el invierno no se pueden plantar los árboles”, ha añadido la delegada de Proyectos Urbanos.