San Sebastián, la ciudad española más cara para ir de vacaciones

Según el índice vacacional elaborado por la web del ahorro Kelisto.es, Donostia es la capital más cara para pasar las vacaciones. El estudio analiza el coste medio de veranear en las 20 ciudades más visitadas durante los meses de julio y agosto y revela cuáles son las capitales más caras y más baratas para visitar en vacaciones. A San Sebastián, que supera en un 26,99% el coste medio, le siguen en el ranking Barcelona y Madrid. Por el contrario, Sevilla es la ciudad más barata, seguida de Córdoba y Salamanca. El análisis realizado por Kelisto.es tiene en cuenta los datos de las 20 capitales de provincia que reciben más visitantes durante los meses de julio y agosto.

Para cada una de ellas se han examinado siete productos y servicios de tres categorías: alojamiento, transporte público y privado (precio del billete sencillo de autobús, de los taxis y coche de alquiler) y ocio (precio de una cena para dos, de una copa y de una cerveza). Para determinar cuáles son las localidades más caras y más baratas, se ha calculado la diferencia que hay respecto a la media de todas ellas en cada una de las variables analizadas.

Del análisis se desprende que las grandes ciudades son, en general, las más caras para pasar las vacaciones, con San Sebastián, Madrid y Barcelona a la cabeza del ranking, y que, además, la mitad de las ciudades del top 10 se encuentran en el norte. Es el caso de Bilbao, en quinta posición, con un coste un 13,04% por encima de la media, Santander, en séptima posición, y A Coruña, en octava posición, aunque ligeramente por debajo de la media.

Sevilla, la ciudad más barata para pasar las vacaciones

Por otro lado, Andalucía es la comunidad que sitúa más ciudades entre las 10 más económicas para veranear: Sevilla, en primer lugar con un coste un 21,7% por debajo de la media, Córdoba, en segunda posición; Málaga en cuarta posición; y Granada, en la décima.

«Las diferencias en el coste de veranear en las diferentes ciudades españolas están muy relacionadas con el coste de la vida de cada una de ellas. De hecho, en el estudio elaborado por Kelisto.es en el mes de enero de este año sobre las ciudades españolas más caras para vivir, lideraban el ranking Barcelona, San Sebastián y Madrid, las mismas capitales que ocupan los tres primeros puestos entre las más caras para pasar las vacaciones «, explica Celia Durán, portavoz de Kelisto.es.

El análisis del coste de pasar las vacaciones a nivel global guarda ciertas similitudes con lo que ocurre en el análisis por categorías, ya que San Sebastián, Barcelona y Madrid, que lideran el ranking global, ocupan la primera posición en seis de las siete variables analizadas: San Sebastián ocupa la primera posición en el precio de la habitación de hotel y el trayecto en taxi; Barcelona en el billete de autobús y la cena para dos; y Madrid en la copa y la cerveza.

Alojamiento

Para determinar qué coste tiene el alojamiento, el informe analiza el precio medio para una habitación doble estándar. De media, pasar una noche en una habitación de hotel de estas características en las 20 ciudades más visitadas en los meses de verano cuesta 94,37 euros. El precio más caro es el de San Sebastián, con un coste de 177 euros por noche, seguido de Palma de Mallorca, con un coste medio de 168,5 euros y Barcelona, con 148,5 euros.

Por el contrario, los precios más bajos los encontramos en Córdoba y Zaragoza, ambas con un coste medio por noche de 60,5 euros y León, con un coste de 61,5 euros.

Transporte privado y público

El informe también analiza el coste de desplazarse por cada una de las ciudades tanto en transporte público como en privado. En relación al transporte público, el billete sencillo de autobús tiene un precio medio de 1,35 euros en las 20 ciudades analizadas.

Barcelona es la ciudad más cara para adquirir este ticket (2,15 euros, un 59,2% más que la media), seguida por San Sebastián (1,65 euros, un 22,2% más) y Madrid, Palma y Valencia (1,50 euros, 11% más).

En cambio, Burgos, Almería y Salamanca son las ciudades con precios más económicos. Por lo que respecta al transporte privado, alquilar un coche durante una semana en agosto tiene un coste medio de 205,42 euros.

La ciudad más cara para moverse en coche de alquiler es Toledo, con un coste de 360,1 euros, un 75,3% por encima de la media. Le siguen León y Salamanca. Por su parte, las ciudades más baratas para alquilar un coche son Málaga, con un precio de 70,09 euros, Alicante, y Valencia, con 125,2 euros.

En cuanto a un recorrido en taxi, un trayecto de 3 kilómetros más cinco minutos de espera en tarifa de día cuesta de media 6,21 euros. Las capitales con los viajes en taxi más caros son San Sebastián, Madrid y Barcelona y las que cuentan con las tarifas más económicas son Almería y Córdoba.

Texto: Dirigentesdigital.com

Foto: Turismo.euskadi.eus